lunes, 1 de agosto de 2016

RECETA DE MAMA

Es increíble como aveces en nuestras vidas pasamos por alto ponernos en los zapatos de las otras personas. Escuchando a "alguien" (esta vez no diré su nombre), me estaba dando una receta, y como he estado la mayor parte de mi vida con "esta persona" que por cierto amo mucho, espero no delatarla :)  observaba que obviaba pasos, entonces entraba yo ahí y le decía, espera, aquí no falta..... esto y lo otro, a lo que ella me contesta, pero es que eso es obvio! sí! decía yo! pero obvio para ti, que eres una experta! pero piensa en las personas que desconocen el tema, es esencial que lo digas!

Aquí es donde deduje que debemos ser más conscientes con las personas al momento de expresarles, enseñarles, capacitarlos, amarles, de darle lo mejor de nosotros, de tal manera que la persona quede satisfecha y no dejar vacíos, que simplemente nosotros damos por hecho... ya lo debe suponer o ya lo debe saber... pues aveces no es así, por eso hay que ser lo más claro posible, esto aplica tanto para la la vida personal, como para la cocina... como esta receta es de mi madre (upps lo dije!) y yo he sido testiga de muchas preparadas, haré lo posible, para que mi madre no se salte ni un detalle, espero les guste. Buen apetito, un abrazo.

SOPA DE MAÍZ CURADO


  • 1/4 de maíz blanco trillado
  • 1 1/2 libra de proteína (punta de falda, hueso de cogote ó cola, tu preferido)
  • 1/2 de alverja verde
  • 1 zanahoria grande
  • Un pedazo de zapallo
  • 1/2 libra de papa amarilla
  • 1 libra de papa parda
  • 1 diente de ajo
  • 1 tallo de cebolla larga
  • sal
  • cilantro


PREPARACIÓN


Primero debes curar el maíz, aquí aprenderás hacerlo.

En una olla pongo aproximadamente un litro y medio de agua, y lo pongo a fuego medio,cuando caliente agrego la cebolla larga picada, el ajo triturado, el cilantro finamente picado, puede ser medio manojo y el otro medio para el final y la sal.

Después de 5 minutos agregas la proteína en trozos; cuando la carne ablande, se agrega la zanahoria y el zapallo rallado, agregas las papas picadas en cuadros medianos.

Aparte enjuagas el maíz y lo licuas en muy poca agua, que quede espeso.

A los 10 minutos de agregar el revuelto agregas el maíz licuado.

Cuando espese la sopa, le agregas el resto de cilantro finamente picado y apagas.

Este delicioso plato lo puedes acompañar con aguacate, banano o plátano asado.

Y el que no puede faltar, el pique, que va sin ají o con ají, según tu gusto, aquí lo encontrarán.

PD. Les quedo debiendo la foto.


2 comentarios:

  1. Mi madre hacia sus tamales con maíz curado, zanahoria, arveja y papas, carne de res y costillas de cerdo, todo esto precocido, a cada tamal antes de cerrarlo le aplicaba el ogaho, cerraba; y a ponerlos al vapor desde las 10 p.m hasta las 5 a.m ella decía que el secreto era dejarlos cocinar al vapor toda la noche.Realmente eran un manjar.

    ResponderEliminar
  2. Mi madre hacia sus tamales con maíz curado, zanahoria, arveja y papas, carne de res y costillas de cerdo, todo esto precocido, a cada tamal antes de cerrarlo le aplicaba el ogaho, cerraba; y a ponerlos al vapor desde las 10 p.m hasta las 5 a.m ella decía que el secreto era dejarlos cocinar al vapor toda la noche.Realmente eran un manjar.

    ResponderEliminar