miércoles, 13 de mayo de 2015

RECETA SENCILLA Y DELICIOSA PARA COMPARTIR EN FAMILIA O CON TUS AMIGOS


Esta deliciosa receta me trae muchos recuerdos, pues la compartíamos con personas muy especiales que ya no están a mi lado de cierta forma, por circunstancias de la vida.

Me acordé y quise compartirla con muchos sentimientos... de felicidad, de melancolía, de compartir en familia. Espero y vuelva se repita algún día estos momentos con estas personas.





INGREDIENTES


2 libras de papa (preferiblemente parda)
1 pechuga pequeña de pollo
1 libra de carne molida
3 tomates
2 cebollas cabezona
1 tallo de cebolla larga
Queso en lonchitas
Queso parmesano
Sal y pimienta

PREPARACIÓN

PARA LA PECHUGA 
Pones a cocinar la pechuga con tus condimentos preferidos y luego dejas enfriar, se desmenuza y reservas.

PARA LA CARNE MOLIDA
La carne molida la pones con cebolla larga finamente picada y un tomate pequeño rallado, sofríes la cebolla y el tomate primero, y luego agregas la carne hasta que esté.

PARA LAS PAPAS FRITAS
Las papas las cortas al estilo de las papitas a la francesa (aquí encontrarás un truco para que te queden crujientes), luego de cortarlas las pones en aceite bien caliente para freirlas.

Aparte tomas los dos tomates restantes y la cebolla cabezona y la cortas en cuadritos pequeños.

Pones la carne molida, el pollo desmenuzado, salpimientas y le pones encima dos capas de queso lonchita y espolvoreas queso parmesano y lo pones al horno para que se derrita el queso y se gratine.

PARA SERVIR:

En un plato grande pones de base las papitas fritas, luego pones la mezcla que llevaste al horno y le agregas el tomate y la cebolla en cuadritos.

Finalmente agregas tus salsas preferidas, personalmente le pongo salsa de tomate con mostaneza.

Deliciosa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario